Views:
0

En el Centro de Reinserción Social ubicado Aquiles Serdán treinta personas privadas de la libertad  contrajeron matrimonio, en un evento organizado por la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales en colaboración con el Registro Civil.

 

La ceremonia se llevó a cabo ayer martes en el área de visita, con la presencia de personal administrativo, de seguridad y custodia penitenciaria así como familiares que se dieron cita para ser testigos de la unión civil de las 30 parejas, de las cuales, cuatro son internas del Cereso estatal femenil número uno.

 

El objetivo de estas acciones es regularizar el estado civil de los internos, a fin de que puedan acceder a programas sociales mediante la certeza jurídica que acredita el matrimonio; por lo cual la Fiscalía Especializada organiza las tradicionales “bodas colectivas”.

 

Durante este año, 45 parejas contrajeron nupcias y ello representa la unión y el compromiso,  elementos importantes para su reinserción social al dar seguridad jurídica a sus familias.

 

Comentarios

comentarios